Asociación DCYDE, Fibromialgia, Dolor Crónico y Dependencia (Cuidadores)
Asociación DCYDE,Fibromialgia, Dolor Crónico y Dependencia (Cuidadores)

Tratamiento del Dolor Crónico

El dolor crónico afecta a todos los aspectos de la vida de una persona; por lo tanto, el tratamiento más eficaz incluye no sólo el alivio de los síntomas, sino también otros tipos de apoyos. Un enfoque multidisciplinario para el control del dolor puede proporcionar a menudo las intervenciones necesarias para controlar el dolor. Los programas para el control del dolor generalmente se llevan a cabo de forma ambulatoria.
Muchos profesionales capacitados forman parte del equipo de rehabilitación para el control del dolor, incluyendo algunos o todos de los siguientes:

·        Neurólogos / neurocirujanos.  
·        Ortopedas / cirujanos ortopédicos.  
·        Anestesiólogos.  
·        Oncólogos.  
·        Fisiatras.  
·        Enfermeras.  
·        Fisioterapeutas.  
·        Terapeutas ocupacionales.  
·        Psicólogos o psiquiatras.  
·        Trabajadores sociales.  
·        Coordinadores de la atención médica.  
·        Consejeros vocacionales.  
·        Muchos hospitales, centros de rehabilitación y clínicas tienen programas especiales para controlar el dolor.

El programa de rehabilitación para el control del dolor:  

Se diseña un programa de rehabilitación para el control del dolor para atender las necesidades de cada paciente en particular, dependiendo de su tipo específico de dolor, de su enfermedad o de su condición. La participación activa del paciente y su familia son fundamentales para el éxito del programa.  

El objetivo de los programas para el control del dolor es el de ayudar al paciente a recuperar el máximo nivel posible de funcionalidad e independencia y a mejorar su calidad de vida general tanto en el aspecto físico como en los aspectos psicológico y social. Las técnicas de control del dolor ayudan a reducir el sufrimiento de los pacientes que padecen dolor crónico.  

Para ayudar a lograr dichos objetivos, los programas de control del dolor pueden incluir lo siguiente:  
·      Control médico del dolor crónico, que incluye control de los medicamentos:  

·      Entre los medicamentos que se venden sin receta, se pueden incluir los antinflamatorios no esteroideos, la aspirina o el acetaminophen.  

·      Pueden ser necesarios medicamentos para el dolor que se venden con receta para proporcionar mayor alivio que la aspirina, incluyendo los opiáceos. No obstante, estos medicamentos se reservan para dolores muy intensos, ya que pueden producir dependencia y tener efectos secundarios desagradables.  

·      Algunos pacientes pueden mejorar con antidepresivos recetados por un médico ya que estos medicamentos pueden aumentar el aporte de un neurotransmisor que se produce de forma natural llamado serotonina. Se ha descubierto que la serotonina forma parte de una vía cerebral que controla el dolor.  

·      Las aplicaciones de calor y de frío pueden reducir la rigidez y el dolor, en especial en los casos de trastornos de las articulaciones como la artritis.  

·      Fisioterapia y terapia ocupacional como los masajes y la hidroterapia.  

·      Ejercicios para reducir la espasticidad, las contracturas, la inflamación de las articulaciones, las desviaciones de la columna o la atrofia muscular (debilidad y encogimiento de los músculos) para evitar problemas mayores.  

·      La estimulación eléctrica local o aplicación de breves impulsos eléctricos en las terminaciones nerviosas localizadas bajo la piel puede aliviar el dolor crónico en algunos pacientes.  

·      Bloqueo nervioso y anestesia regional.  

·      Apoyo emocional y psicológico para el dolor, que puede incluir lo siguiente:  

·      Psicoterapia y terapia de grupo.  

·      Control del estrés.  

·      Entrenamiento para la relajación.  

·      Meditación.  

·      Hipnosis.  

·      Biorretroalimentación.  

·      Modificación del comportamiento.  

·      Entrenamiento de reafirmación.  
  
La filosofía común de todos estos enfoques psicológicos diferentes es la certeza de que los pacientes pueden hacer algo por sí mismos para controlar el dolor, como modificar su actitud, sus sentimientos, o su comportamiento en relación con el dolor, o simplemente comprender de qué forma ciertas fuerzas inconscientes y acontecimientos pasados pueden influir en la situación actual de dolor .  

·        Educación y asesoramiento del paciente y su familia.  

·        Medicina y terapias alternativas, si corresponde.  

Además, el tratamiento puede incluir:  

Cirugía  

Puede considerarse la posibilidad de una cirugía para el dolor crónico. Si bien la cirugía puede aliviar el dolor, también puede destruir otras sensaciones o convertirse en la fuente de un nuevo dolor. No garantiza un alivio permanente y el dolor puede volver. Existen varias operaciones para aliviar el dolor. Consulte a su médico para obtener más información.  

Acupuntura  

La acupuntura, una técnica china con 2.000 años de antigüedad que consiste en la inserción de agujas muy finas bajo la piel en puntos específicos del cuerpo, ha demostrado ser prometedora para el tratamiento del dolor crónico. Las agujas son manipuladas por el médico de tal modo que alivien el dolor. 

Contacto:

Actividades y Talleres:

Cuevas de Almanzora, 46-local

28033 Madrid

 

Domicilio Social:

C/Eladio López Vilches 5
28033 Madrid

 

Teléfono:

699758552

e-mail:

secretaria@dcyde.org

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Asociación DCYDE Fibromialgia, Dolor Crónico y Dependencia-Cuidadores